El aceite esencial puro del árbol de té puede ayudarnos en muchos aspectos, sus usos son variados, aunque más bien es conocido por sus propiedades para tratar problemas en el cuero cabelludo, como la caspa. También nos ayuda ante un problema tan común como es el acné, reduciendo la grasa en la piel.

Utilizarlo contra los mosquitos o cualquier otro insecto también es habitual, podemos aromatizar la habitación quemando aceite del árbol de té en verano para evitar su picadura.

Se considera una de las mejores ayudas para tratar los herpes y hongos en las uñas. Es un aceite con muchas propiedades antisépticas por lo que nos sirve de prevención para esos hongos en sitios públicos, como gimnasios vestuarios etc.

Modo de empleo: aplicar únicamente unas gotas de aceite esencial de árbol de té, en geles de baño,  crema de manos o diluirlo con aceites vegetales (almendras dulces) para masajes. De este modo el gel, la crema o el aceite es el portador, el cual aromatizamos con 2/3 gotas de aceite esencial exclusivamente.

Importante: No aplicar directamente sobre la piel, los aceites esenciales son 100 % puros, no diluidos ni rebajados con otros aceites, de ahi que para algunos usos haya que mezclarlos con una base ( crema o aceites ) en diferentes proporciones.

El blog dePiesyManos tiene un carácter informativo. No pretende, ni puede ser considerado o sustituido por un diagnóstico médico. Consulte con su médico siempre cualquier consejo que desee tomar.