El adormecimiento de las manos es una dolencia muy común, muchas personas la sufren y pocos diferenciamos de dónde y por qué puede venirnos provocado.

Cuando hablamos de manos dormidas hacemos referencia a ese hormigueo, sensación de “pinchazos” o falta de fuerza en las manos,  y que a veces, se marcan en varios dedos o zonas concretas. En algunos casos el dolor puede ser insoportable y desesperante pero por lo general suele padecerse con mayor o menor intensidad según el momento del día o el trabajo/postura que se este realizando.

¿Pero.. por qué sucede esto? El origen puede ser variado y sus causas múltiples. Por normal general las manos dormidas suelen responder a un déficit circulatorio, una opresión arterial a la altura de la muñeca, codo u hombro, también puede venir derivado de un bloqueo en la primera costilla, y de la contractura de la musculatura rotadora del brazo.

También puede venir derivado de un bloqueo nervioso, este si es leve producirá los mismo síntomas, pero si hablamos de algo más crónico o de mayor grado de lesión puede llegar a dejarnos sin fuerza en las manos. En este caso de problemas nerviosos suele haber daños en las vértebras cervicales bajas (C6-C7) y Dorsales altas (D1 principalmente y D2) y cuando hablamos de daños hacemos referencia a bloqueos vertebrales que se solucionan fácilmente con osteopatía o bien principios de hernia o hernias discales.

Del mismo modo que hablamos de circulación y sistema nervioso no podemos olvidar la musculatura, pues escalenos y palmar mayor y menor de la mano están directamente relacionados en esta patología. Pueden responder contracturándose por cualquiera de las causas anteriormente citadas y también cada vez más usual por los malos hábitos posturales, como pasar demasiado tiempo en el ordenador, o pintores, costureras, carniceros… personas que por lo general su trabajo se basa en gestos repetitivos con las manos.

Como ejemplo a todo lo que hemos hablado, un síndrome del túnel carpiano provocará adormecimiento en los tres dedos centrales de la mano, índice, corazón y anular. Sin embargo si el adormecimiento se produce en meñique y anular, suele venir derivado de un pinzamiento del nervio cubital, que puede estar en el codo, hombro o vértebras C7-D1

Otras causas que pueden producir adormecimiento de las extremidades son:

– Déficit de vitaminas B, por lo que se recomienda el consumo de Avena, magnesio.

– Efectos secundarios de algunos medicamentos

– Retención de líquidos, sobrepeso.

El blog dePiesyManos tiene un carácter informativo. No pretende, ni puede ser considerado o sustituido por un diagnóstico médico. Consulte con su médico siempre cualquier consejo que desee tomar.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.