“La altura del tacón es inversamente proporcional a la tolerancia de la marcha y directamente proporcional a las deformidades del pie.”

Si bien es cierto también hay estudios que aseguran que el uso de tacón alto por parte de las mujeres, les ayudaría a fortalecer la musculatura del suelo pélvico, musculatura muy debilitada tras embarazos y partos. Que esta musculatura esté desarrollada mejora la función de órganos como la vejiga, intestino grueso y útero, además de mejorar su actividad sexual.

Sin embargo el uso de un tacón excesivo sigue teniendo otras consecuencias graves en pie, rodilla, cadera, lumbar… hasta la coronilla, que desencadenan en problemas de salud y una mala biomecánica de la marcha.

El blog dePiesyManos tiene un carácter informativo. No pretende, ni puede ser considerado o sustituido por un diagnóstico médico. Consulte con su médico siempre cualquier consejo que desee tomar.